Estás en: Pokemaster > Noticias > Desde barajas de póker hasta la realidad aumentada: el merchandising Pokémon siempre presente

Desde barajas de póker hasta la realidad aumentada: el merchandising Pokémon siempre presente

Artículos

Desde barajas de póker hasta la realidad aumentada: el merchandising Pokémon siempre presente

En estos momentos, todavía es posible ir al cine a ver la nueva película de Pokémon Detective Pikachu, un proyecto lo suficientemente ambicioso como para contar con Ryan Reynolds como cabeza de cartel. Y es que este nombre de tres sílabas es una fábrica de hacer dinero, que gusta tanto a grandes como a pequeños. De hecho, a la salida del cine es frecuente ver a adultos haciéndose selfies con el cartel.

Lo mismo sucedió con su juego Pokémon Go!, que iba claramente orientado a un público con una edad que partía de las dos cifras, lo suficientemente mayores como para contar con un smartphone propio al que gastar datos y batería buscando criaturas por toda la ciudad. Se han visto, de hecho, aparecer incluso “jugando” partidas de póker tal y como se reflejaba en una foto viralizada hace tres años.

Y hablando de póker, aquí mismo se dio la noticia un 28 de Diciembre de ese mismo año de que en Japón se lanzó una baraja de póker de Pokémon Sol y Luna. Lo que de primeras podría haberse tomado incluso como una inocentada no lo era en absoluto: la noticia también fue publicada en Neox y la baraja ha estado a la venta durante algún tiempo en Amazon, no al importe original de los 540 yenes de su país de origen (al cambio unos 4€) pero no obstante disponible para aquellos coleccionistas más ávidos o para los amantes del género.

La baraja, con una estética nada parecida a la de las clásicas cartas de naipes, permitía jugar desde el Texas Holdem que conocemos de la tele hasta las variantes más complicadas para jugadores expertos. No hay duda de que presentarse a una partida informal entre amigos con esta baraja podría dar lugar a las más variopintas reacciones. Una lástima, sin embargo, que ya no se encuentre disponible.

De cualquier manera, los juegos de cartas siempre han sido un gran aliado de Pikachu y sus amigos: actualmente en la web oficial de Pokemon contamos incluso con una gran base de datos de las cartas de JCC y más información para el juego de cartas online. Además, hace unos meses McDonald’s incluía con su Happy Meal diferentes personajes y una carta física para jugar y coleccionar, y en el momento presente, Burger King también incluye en su King Jr Meal diferentes figuras de la película.

Este merchandising claramente orientado a niños es, sin embargo, codiciado también por muchos adultos como un aporte a la historia de unos personajes que en breve cumplirán oficialmente su veinticinco aniversario. Es lógico pues, que tenga tantos seguidores adultos, pues hace veinte años, estos fueron los niños que se criaron jugando sus videojuegos, comprando sus juguetes y viendo su serie de televisión.

Pero Pokémon, ¿gusta más a hombres o a mujeres? Tiene ese punto “cute” que engancha a las adolescentes, pero al mismo tiempo los chicos siempre han visto acción y emoción tanto en un juego como en una serie de episodios, y el manga históricamente ha estado orientado más al género masculino que al femenino.

Sin embargo, la Milán Fashion Week del pasado año mostró que muchas mujeres están dispuestas a pagar lo que sea con tal de vestir “de Jigglypuff”. También se vieron prendas para hombre, pero el público potencial era la mujer. Las marcas más asequibles se apresuraron a lanzar sus colecciones de camisetas, pijamas e incluso de lencería, si bien esta no ha sido la primera vez que grandes franquicias fashion han incluido estos personajes en sus prendas.

Está claro que Pokémon es una de las sagas más antiguas y rentables que existen hoy en día, junto con Super Mario Bros, Mortal Kombat o Final Fantasy, sólo que se ha atrevido más que otras a innovar en cuanto a jugabilidad y no ha dudado en invertir en diferentes sectores que han vuelto a su personaje amarillo de mejillas sonrojadas en un auténtico icono generacional.

Parece que la adaptabilidad es la clave, tanto para fidelizar adeptos como para captar a las nuevas generaciones, sin poner límites ni a la imaginación ni al presupuesto. A fin de cuentas, está claro que se rentabilizará tanto en el momento del lanzamiento como pasados los años, cuando todos estos productos se convierten en rarezas y objeto de deseo de los coleccionistas. ¿Hasta cuándo durará esta fiebre amarilla? Por lo pronto, nada indica que tenga intención de detenerse.

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.